Saltear al contenido principal

El PCB: ¡Dentro de cuarenta días la Nínive moderna será arrasada! (a los cristianos estadounidenses) Parte II

Este video se puede ver también aquí: https://tiempo-para-la-conversion.wistia.com/medias/0c77fpjcsv     
https://cos.tv/videos/play/25596098250314752     
https://rumble.com/vdguan-la-nnive-moderna-ser-arrasada.html     https://ugetube.com/watch/zzmB2gKoUdwK9cQ     

Queridos cristianos estadounidenses:

¿Qué se puede esperar después de las elecciones presidenciales, cuando —después de cuatro años— el Estado profundo vuelve a apoderarse del gobierno oficial? Él conduce una política genocida del planeta, incluido EE. UU., como ha dicho Bill Gates. Se trata de un sistema de vacunación con las vacunas de ARN mensajero fatalmente peligrosa, promovida por el gobierno en la sombra y el terrorismo mediático. Después de su investidura, Joe Biden anunció que ¡vacunaría a cien millones de estadounidenses en tres meses! En esta situación postelectoral, ustedes libran un combate similar al combate de David con Goliat.

Preguntan ¿por qué D. Trump no dio un paso decisivo contra el Estado profundo? Tuvo la oportunidad de hacerlo, ¿por qué no la aprovechó? Querido cristiano estadounidense, ¿y usted? ¿Hizo lo que debía hacer? Dios llamó a los estadounidenses a movilizarse espiritualmente, a suplicar y clamar a Él incesantemente en la oración (véase http://vkpatriarhat.org/es/?p=10157, https://youtu.be/WWZaeIyw4qQ). Cuando Jonás no hizo lo que tenía que hacer, fue castigado. Fue arrojado por la borda al mar, pero Dios lo salvó. Jonás no obedeció el mandato del Señor la primera vez, pero finalmente fue a Nínive y gritaba, diciendo: «¡Dentro de cuarenta días Nínive será arrasada!». Esta fue una seria advertencia para toda la ciudad. ¿Cuál fue la reacción? «Los habitantes de Nínive creyeron en Dios, y proclamaron ayuno y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos». Nínive comenzó a arrepentirse. «El rey hizo pregonar en Nínive: “… Que los hombres clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino y de la violencia de sus manos”». Dios dio un ultimátum de cuarenta días, y la ciudad respondió con verdadero arrepentimiento manifestado sobre todo en el clamor suplicante a Dios. Dios levantó la pena justa.

Jonás hizo lo que debería haber hecho solo después de que el Señor lo mandara por segunda vez. Se suponía que usted obedecería la llamada a movilizarse como ejército de Dios para salvar a los Estados Unidos. Ahora Dios lo está llamando a usted por segunda vez. El ejército se compone al menos de 920 000 guerreros de Dios, que se turnan para vigilar día y noche invocando a Dios. Al hacerlo, mantienen un fuego espiritual, simbolizado por el fuego en el templo de Jerusalén. El fuego espiritual arde también debido al sacrificio de su tiempo dedicado a la oración y sus manos levantadas. Clame con todo su corazón junto con Cristo, que está dentro de usted. El Espíritu Santo quiere interceder a través de usted con gemidos indecibles (Rm 8, 26).

Cuando los habitantes de Nínive oyeron la palabra de Dios anunciada por medio del profeta, obedecieron, comenzaron a ayunar y, principalmente, comenzaron a invocar con fuerza a Dios. Todos también se apartaron de sus malos caminos. ¿Estados Unidos está llamando con fuerza a Dios hoy en día? ¿Hay al menos algunos grupos de oración en los Estados Unidos? ¿Se han formado ya batallones de combate, divisiones o incluso todo un ejército? ¿Para qué? ¡Una amenaza de genocidio pesa sobre seis mil millones de personas, incluida la población estadounidense! ¿Y usted está mirando como si no le importara? La mayor realidad que espera a cada persona es la muerte. Tarde o temprano usted morirá. Pero la pregunta es: ¿cómo y dónde? Entonces comparecerá ante el juicio de Dios, y recibirá una recompensa eterna en el cielo o un castigo eterno en el infierno. ¿Cómo usted se sostendrá ante el tribunal de Dios?

El arrepentimiento es una condición fundamental para el cambio espiritual y político en Estados Unidos. La Iglesia, especialmente la Iglesia católica, es hoy en día un valle de huesos secos esparcidos por la tierra (cf. Ez 37). ¡Se debe producir la resurrección espiritual de estos huesos secos! La condición para la resurrección es un clamor profético fuerte. Hoy un solo Ezequiel no es suficiente, hoy Dios quiere un ejército de los Ezequieles que estén en guardia de oración constante y clamen con urgencia a Dios día y noche. La resurrección espiritual de EE. UU., es algo que nadie más que Dios mismo puede conceder. Lo hará a través del Espíritu Santo. Hace 120 años, en Topeka, EE. UU., ante el clamor suplicante de una congregación de los fieles del pueblo de Dios, se produjo un vuelco espiritual, la efusión del Espíritu Santo. Hoy en día, Dios quiere salvar a Estados Unidos del genocidio satanizante a través del Espíritu de Dios. Pero hay una condición: Él busca a los guerreros de Dios, no como individuos atomizados, sino unidos por el orden de Dios en un cuerpo vivo de la Iglesia militante que debe pasar a la Iglesia Triunfante en el reino eterno de Dios.

Usted fue bautizado y recibió la vida de Dios, una unión misteriosa con la muerte y resurrección de Cristo. Ya entonces el Espíritu Santo lo ungió a usted. Algún tiempo después, usted probablemente recibió la plenitud del Espíritu Santo como los apóstoles en el día de Pentecostés (Hechos 2, 38).

El significado de la venida del Espíritu Santo lo explica claramente Jesús: «Cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros, me seréis “martirés”: testigos, mártires». (Hch 1) Esta lucha con la mentira y el mal dentro de usted (cf. el bautismo de arrepentimiento en Mt 3) y alrededor de usted también, puede implicar bautismo de sangre (Mt 20). Pero no tema, Dios está con usted; esté con Él, no esté solo. Sea una célula viva (miembro) del cuerpo espiritual cuya cabeza es Cristo. Uniéndose al ejército de Dios, usted, un discípulo de Cristo, se convierte en Su guerrero. La lucha espiritual requiere orden y unidad. Todo guerrero crea unidad con Cristo a través de una fe viva. Cuando hay unidad, Cristo está verdaderamente en medio, y las fortalezas de engaño y mentiras del diablo se desenmascaran, identifican y destruyen. ¡Un soldado de Cristo lucha bajo la bandera de Cristo! Los que colaboran en el genocidio de la humanidad están bajo la bandera del Anticristo y Satanás.

Dios ahora lo llama a usted por segunda vez. Cuando lo llamó por primera vez, usted no respondió a Su voz o se negó a obedecer como Jonás. Dese cuenta de que sin usted, no habrá ejército de Dios en los Estados Unidos. Usted es su célula básica.

La estructura del ejército de Cristo:

Un grupo de oración consta de solo 23 miembros porque hay una hora reservada, es decir, de 8 a 9 p. m., durante la cual rezan todos los miembros. Es la llamada Hora santa. Durante la semana de su guardia de oración, usted reza diariamente a una hora fija y en la hora santa. Durante las próximas tres semanas, solo está obligado a rezar la Hora santa.

Cuatro guardias de oración, es decir, oración continua, forman una unidad de combate: 92 personas.

Diez unidades, es decir, 920 personas, forman un batallón.

Diez batallones forman un regimiento, es decir, 9 200 soldados.

Diez regimientos forman una división, es decir, 92 000 soldados.

Diez divisiones forman el ejército nacional de Cristo, es decir, 920 000 soldados de Cristo.

Esto no significa que tenga que esperar hasta que el ejército de Cristo esté completamente construido aquí. Comience hoy con su guardia de oración y la hora santa. Cuando haya más personas como usted, muy pronto estará un grupo de oración constante completo… enseguida un regimiento… y luego un ejército fuerte de personas que rezan. En las elecciones, 75 millones de estadounidenses votaron por la vida y la justicia y rechazaron el programa de genocidio planeado. Para conseguir la victoria, no solo debe haber guerreros nacionales sino también guerreros de Cristo. Es solo Dios quien da la victoria de la verdad y la vida sobre el sistema de mentiras y muerte.

¡Dios lo está llamando hoy! ¡Únase a la lucha espiritual! Acepte el orden y la disciplina militar, es decir, la responsabilidad de mantener sus guardias de oración y la hora santa.

No hay victoria sin lucha. No tema, Dios está con usted; Dios está con ustedes que luchan por Su reino. Si usted hace lo que debe hacer, Dios salvará a Estados Unidos.

Jesús murió por nosotros para que tengamos vida, vida eterna. La corona eterna de la gloria le espera a todo guerrero de Dios.

Jesús tiene la victoria final sobre la bestia. Él es el Vencedor definitivo (Apocalipsis 19). Si usted ha luchado a Su lado, compartirá Su victoria y gloria por toda la eternidad. Dios está esperando a que usted dé un paso decisivo; depende de usted cómo será el futuro de Estados Unidos.

+Elías

Patriarca del Patriarcado católico bizantino

+Metodio OSBMr     +Timoteo OSBMr

obispos secretarios

29 de enero de 2021

 

Descargar: El PCB: ¡Dentro de cuarenta días la Nínive moderna será arrasada! Parte II (29.1.2021)

 

El Patriarcado católico bizantino (BCP) está formado por varios obispos y monjes que viven en monasterios y defienden las enseñanzas de la Iglesia contra las herejías que destruyen los cimientos de la fe salvadora.

 

 

Volver arriba