Saltear al contenido principal

La lucha espiritual: la vacunación y la «chipización»

7 de junio de 2020

Vivimos en una época que nos obliga a tener información básica sobre el mal uso de los conocimientos científicos destinado a reducir la humanidad. Quienes lo promueven ejercen el control absoluto de los principales medios de comunicación, y vemos que pueden manipular a la mayoría de la población como les venga en gana. Nos convencimos de esto en el caso de la coronapsicosis. Se ha omitido la regla de que siempre se debe escuchar a la otra parte. Es por eso por lo que la aclaración es muy necesaria por parte de aquellos que también escuchan a la otra parte y buscan sinceramente la verdad.

¿Qué dicen hoy los científicos sólidos sobre lo que sucedería si Gates lograra imponer un calendario obligatorio de vacunación en los Estados Unidos?

La Dra. Mikovits dice que si Gates lograra introducir la vacunación obligatoria, al menos 50 millones de estadounidenses morirían, probablemente después de la primera dosis. Por lo tanto, los promotores trataron de acelerar el calendario obligatorio de vacunación en el tiempo de la coronapsicosis para que las muertes por vacunas pudieran atribuirse al coronavirus. Gracias a Dios, por obra del presidente de los Estados Unidos, este plan fue frustrado. En efecto, una vez que les pongan la vacuna, ustedes no la sacarán de su cuerpo. Las primeras víctimas debían ser soldados, bomberos, técnicos de laboratorio y médicos. Esto es un crimen.

En la Unión Europea, sin embargo, el peligro de vacunación obligatoria subsiste. Los presidentes y los Gobiernos deben luchar por su supresión. Hoy en día, todos los ciudadanos de la UE deben movilizar sus esfuerzos y presionar al Gobiernos no solo con sus cartas, sino también con manifestaciones, siguiendo el ejemplo de Italia.

El Dr. Chris Exley es profesor de química bioinorgánica en la Universidad de Keele y profesor honorario en el Instituto Milenio UHI en Escocia. Sus autopsias revelaron concentraciones astronómicamente altas de aluminio en el cerebro de los niños con autismo. El aluminio añadido a las vacunas causa literalmente un desastre en todos los sistemas biológicos. Es una de las sustancias más peligrosas y neurotóxicas.

Las vacunas contra la influenza se promueven agresivamente cada año. Son parte de un plan de despoblación global. Algunos de los ingredientes de la vacuna son nanopartículas, tanto digitalizadas como controlables. Se pueden activar a través de redes 5G. Esto hace que su cuerpo sea digitalizado internamente y controlable remotamente. Entonces si alguien es calificado como «indeseable», sus funciones orgánicas se pueden detener de forma remota.

La situación global actual debe ser vista como una lucha espiritual. Los prelados apóstatas y venales, así como los medios de comunicación oficiales, les dirán mentiras persuasivas. Les mostrarán los increíbles beneficios de las vacunas de Gates y el peligro «terrible» al que está expuesta una persona si se las niega. Todo esto es una mentira para engañarlos e integrarlos en un sistema que termina en la muerte eterna: el infierno eterno.

El arrepentimiento y la oración son absolutamente necesarios para que uno pueda distinguir sus mentiras de la verdad y tener la fuerza para resistir las mentiras. La oración del Rosario también tiene una larga tradición. Además, es necesario alentarse unos a otros, porque el poder de la mentira es astuto. ¿Por qué? Porque llevamos el misterio del mal dentro de nosotros. Se llama pecado original.

El pecado original es la fuente de mentira y maldad en el corazón del hombre, la semilla venenosa de la serpiente. Por eso Jesús dijo que debemos negarnos a nosotros mismos, tomar la cruz de nuestra vida —nuestra cruz— y seguirLo. Él nos dará la luz y la fuerza para la lucha actual. Pero la base es la oración. Este género de demonios, como dijo Jesús, no sale sino con oración y ayuno (Mt 17, 21).

Los servidores del ángel de luz, Lucifer, conocen los principios espirituales y los aplican. Saben que no pueden alcanzar sus objetivos perversos solo con el esfuerzo humano. Su principio básico, por lo tanto, es: atraer una maldición y así crear las condiciones para que vengan los demonios. Al mismo tiempo, saben que tienen que eliminar todas las condiciones favorables para el Espíritu de verdad.

Veamos la situación durante el último medio siglo. La Iglesia fue el pilar de la verdad durante siglos. Los herejes y judas ocultos dentro de la Iglesia lograron no solo paralizarla sino también convertirla en la base espiritual del sistema del Anticristo. ¿Cuándo empezó? En 1958, Angelo Roncalli (Juan XXIII), que había estado en la lista de modernistas desde 1912, ascendió al papado. San Pío X, en su encíclica Pascendi (1907), se opuso al espíritu del modernismo que derribaba las verdades fundamentales de la fe. Roncalli reafirmó el veneno del modernismo a través de teólogos liberales en el Concilio. ¡El Concilio Vaticano II marcó un punto de inflexión espiritual! Hoy recogemos sus frutos en la persona de Bergoglio que quebrantó los principios morales universalmente válidos, así como los mandamientos de Dios. Enchufa al «homolobby» en los puestos más altos de la Iglesia. Entronizó al demonio Pachamama directamente en la basílica de San Pedro, y en sus documentos sobre la Amazonia estableció la profanación del sacrificio litúrgico mediante rituales paganos que no adoran al Dios verdadero, sino a los demonios y a Satanás. Quiere ordenar a los hechiceros paganos, tanto hombres como mujeres, como diáconos y sacerdotes.

Al ordenar el cierre de las iglesias, Bergoglio efectivamente ayudó a estimular la coronapsicosis mundial. Bajo el pretexto de las medidas de seguridad, emitió directrices para la profanación de la Sagrada Comunión. Ahora él encubiertamente promueve la implantación de los chips con las vacunas. Por lo tanto, declaró a nivel mundial el 14 de mayo de 2020 como día de ayuno y «oración» junto con líderes paganos para acelerar el desarrollo del llamado fármaco contra el Covid-19, que será una vacuna con microchip. ¡Este es un crimen que clama al cielo!

Sin embargo, Bergoglio confunde deliberadamente a los católicos con sus discursos carismáticos de la Casa de Santa Marta, que luego se transmiten como material promocional principalmente en la Radio Vaticana. Él habla elocuentemente sobre una relación personal con Jesús, e incluso sobre el arrepentimiento, pero hace exactamente lo contrario. Este es el signo del espíritu del Anticristo. Bergoglio no es el vicario de Cristo en la tierra ni el sucesor de Pedro en el trono papal. Según Gálatas 1, 8-9, es expulsado de la Iglesia de Cristo como hereje y apóstata.

Bergoglio trae una maldición —anatema— y va de la mano con Gates y otros magnates que promueven la reducción de la población en 6 mil millones. Abusando del ministerio petrino, este apóstata prepara el terreno para el genocidio masivo de la humanidad de la manera más intensiva.

Los promotores del NOM (el Nuevo Orden Mundial) cuentan con los principios espirituales, por lo que, entre otras cosas, insisten en desfiles anuales del orgullo gay en las capitales de todo el mundo. ¿Por qué recurren a tal terror promoviendo desfiles del orgullo gay en países que rechazan la sodomía? Necesitan atraer la maldición y así invocar demonios que ocupen el territorio.

Además, el sistema de robo de niños, que incluye el Convenio de Estambul, causa un sufrimiento inmenso a los niños y sus padres. Hace sacrificios a los demonios que luego toman el control de todo el territorio. Los sacrificios humanos a los demonios, como se practicaba en el paganismo —pero por ahora en secreto—, son una cuestión de actualidad hoy en día. El sistema del NOM adora a Satanás, promueve prácticas ocultistas, inmoralidad, crimen y exterminio masivo de la humanidad.

Bill Gates tiene como objetivo utilizar la cuarentena artificial para vacunar —como él mismo dijo— a toda la población humana. Habla de una reducción de 6 mil millones. Dijo absurdamente: «Solo un genocidio puede salvar al mundo. … Si hacemos un buen trabajo con las vacunas, podríamos reducir la población mundial en un 10 ó 15%». Significa matar a mil millones de personas con vacunas.

Se ha realizado una petición en el sitio web de la Casa Blanca en la que sus iniciadores llaman a investigar la «Fundación Bill & Melinda Gates» por negligencia médica y crímenes contra la humanidad.

(https://petitions.whitehouse.gov/petition/we-call-investigations-bill-melinda-gates-foundation-medical-malpractice-crimes-against-humanity)

Ya en 2019, la Unión Europea en su Hoja de ruta sobre la vacunación planeaba introducir una tarjeta / pasaporte de vacunación común para los ciudadanos de la UE. Bill Gates ya está hablando de su implementación a través del nanochip incluido en la vacuna. En relación con la vacunación, Gates exige a los Gobiernos inmunidad legal total. Preguntamos: ¿Por qué?

La vacunación obligatoria pone en peligro a todos y significa, de facto, la implantación de los chips. Y la implantación de los chips significa que el hombre deja de ser hombre. Está bajo un control y dictadura constantes, y si ofrece resistencia, está obligado por el dolor infligido a llevar a cabo órdenes malvadas. Lo que es más, incluso puede ser asesinado en cualquier momento a través de la interrupción del funcionamiento de los órganos.

Si el cristianismo fuera lo que debería ser, estos demonios no tendrían ninguna posibilidad de ganar el control sobre la humanidad y conducirla a la tiranía, la autodestrucción y la perdición eterna.

Hoy en día, la situación es humanamente irresoluble. Solo Dios puede intervenir. Ya sea directa o indirectamente a través de ciertas personas elegidas por Él para esta tarea. ¡Pero en esta lucha depende de cada uno de nosotros! Estamos obligados a crear las condiciones para que Dios pueda actuar en este tiempo extraordinario. Debemos dar espacio al Espíritu Santo. Por lo tanto, cada uno de nosotros debe comenzar por nosotros mismos y arrepentirnos.

El Patriarcado Católico Bizantino, como voz profética en estos tiempos, pide la oración y el ayuno, es decir, una hora de oración interior todos los días (Mt 26, 40) y ayuno los miércoles y viernes sin comida hasta la cena.

A través de muchas profecías, la Biblia nos anima a tomar medidas, es decir, a arrepentirnos. El profeta Jonás fue enviado a anunciar a los habitantes de la ciudad: «¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruida!». Los habitantes se llenaron de temor salvífico y todos se arrepintieron. Dios anuló el castigo.

Hoy es necesario despertarse de la pasividad. Un ejemplo es la protesta de 735 médicos italianos contra la vacunación, así como las manifestaciones masivas en Italia. Que todos escriban una carta a algún miembro del Gobierno, alentándole a luchar contra este suicidio planeado. ¡Que los cristianos organicen procesiones penitenciales contra los desfiles del orgullo gay!

Nuestros pecados dan lugar a que los demonios nos castiguen; Dios lo permite. Pero si nos arrepentimos sinceramente, Dios perdona nuestros pecados, los demonios tienen que apartarse de nosotros y abandonar el territorio. Ya no pueden llevar a cabo su plan destructivo de tiranía y muerte. ¡Por eso el arrepentimiento es tan extremadamente importante! El espíritu de arrepentimiento se da a quienes rezan sinceramente.

La Biblia revela que aquellos que creerán las mentiras recibirán el implante del chip. Pero aquellos que rezarán y se arrepentirán o detendrán completamente el desastre en un territorio particular, o tendrán la luz y la fuerza para rechazar la vacunación y la implantación de los chips incluso a costa de grandes sacrificios. Quienes acepten el chip padecerán un gran sufrimiento. Sin embargo, lo peor para ellos será que estarán bajo el dominio de la bestia y ya no podrán arrepentirse para salvación. Su trágico destino será el lago de fuego junto con la bestia.

Es por eso por lo que el tiempo que Dios nos da es tan importante para que hoy comencemos verdaderamente con el arrepentimiento sincero. Si obedecemos y empezamos a orar, Dios nos dará la fuerza para iluminar a otros y así salvar sus vidas y sus almas inmortales. Es necesario luchar en oración sobre todo por nuestros parientes y amigos cercanos. Algunos de ellos tendrán claro este asunto y otros se inclinarán a las mentiras. Por eso es necesario rezar por ellos y proporcionarles información verdadera. A través de la oración, Dios proveerá la salida. A través de la oración, también obtendremos luz y fuerza para aquellos que tienen poder en la nación para que puedan oponerse a la vacunación como el presidente Trump, gracias a quien se suprimió la vacunación obligatoria en los Estados Unidos.

En estos días, Dios requiere que todos dediquen al menos una hora al día a la oración y que ayunen los miércoles y viernes.

 

+ Elías

Patriarca del Patriarcado católico bizantino

+ Metodio OSBMr                 + Timoteo OSBMr

obispos secretarios

 

 

Volver arriba